Blog

Diferencias entre la Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro

Cualquiera de las dos técnicas de reproducción asistida, es una gran opción para mujeres que deseen ser madres,
pero no puedan conseguirlo de manera natural. Así que podrá optar por alguna de las dos opciones y sus variantes, las cuales son excelentes en lo que respecta a fertilidad. Y esta elección va depender mucho de lo que su médico le recomiende.

A la vez existirá mucha  confusión acerca de estos dos procedimientos de reproducción pues  cada que llegan los pacientes a consulta no saben cuál o qué tipo de tratamiento es el más adecuado para su problema. El médico especialista  les explicara más a fondo lo que conlleva cada tipo de técnica y para que parejas o personas está indicada en este post podrá saber en qué se diferencia y para qué personas está indicada: 

  • Inseminación artificial: es una de las técnicas más sencillas,  lo usual es realizarlo en mujeres jóvenes, con trompas que no presenten obstrucción, y hombres con semen apto. Esta técnica consta en introducir una cánula  con semen el cual ya pasó por el laboratorio y haya sido previamente seleccionado. El útero de la mujer tiene que haber sido estimulado y preparado para ovular, esta estimulación deberá ser leve, pues debemos de evitar que esto conlleve un riesgo de embarazo múltiple. Como dijimos este tratamiento es adecuado para parejas jóvenes o mujeres jóvenes, pues el pronóstico de quedar embarazada en menos tiempo es mayor.
  • Fecundación In Vitro: este procedimiento consiste en extraer óvulos de la mujer, para luego llevarlos a un especialista el cual realizará la fecundación, luego al generar un embrión, podrá colocarlo en el interior del útero. Para obtener óvulos, se deberá realizar una previa estimulación de óvulos. Para poder acceder a mayor número de ovocitos. El cual se le aplicará medicamentos para estimular las hormonas y folículos. Este tratamiento es exitoso en la mayoría de los casos, pues siempre es la primera elección de las parejas que desean ser padres y tengan inconvenientes con su fertilidad, como endometriosis, o trompas alteradas, etc.

Ninguna de las dos técnicas mencionadas es una mejor que la otra, el uso de cada una de ellas dependerá de cada pareja y sus problemas de fertilidad. El mejor diagnóstico y la solución se la podrá indicar su médico especialista en reproducción asistida.

HECHO POR PUBLICITA PERÚ